ahorrogreen

Formas de ahorrar energía dentro del hogar

El ahorro en la factura de la luz no es cosa de un día, sino de cambiar hábitos para intentar ser más eficientes con nuestro consumo.
El importante convertir en hábitos las practicas que nos permiten ahorrar energía en nuestros hogares, aunque no siempre es fácil, acostumbrarse a realizar determinadas tareas a diario ¿, puede ser complicado, pero en definitiva vale la pena.
Pero, ¿cómo ahorrar energía en casa y notarlo en la factura de la luz? Muy fácil, la clave es la constancia. Si no no serían hábitos. Es decir, que tienes que empezar a hacerlos siempre.

ahorro-energia-casas

En la cocina

Al comprar electrodomésticos escoge los que tengan alguna certificación de ahorro de energía.
Mantén desenchufados los electrodomésticos que no tengan que estar conectados de forma continua.
Asegúrate de mantener cerrada la puerta del refrigerador, ajusta su temperatura, si es de escarcha procura descongelarlo periódicamente y deja suficiente espacio a su lado para dejar salir el aire caliente.
Hierve solo el agua necesaria, asegúrate de que los tamaños de tus sartenes y ollas sea el ideal para tus quemadores y siempre usa las tapaderas.
Descongela la comida a temperatura ambiente.

En la sala

No dejes en modo de espera la tv, consolas de videojuegos, DVD, etc. Si no se están utilizando procura apagarlas
Utiliza iluminación natural.
Sustituye los focos por iluminación LED o de bajo consumo

En baños y cuarto de lavado

Lava la ropa con agua fría, carga completamente la lavadora en cada lavado, pero sin sobrecargarla, y mantén siempre limpio el filtro.
Tiende la ropa, en vez de usar la secadora.
Plancha grandes cantidades de ropa en cada sesión para evitar gastar energía durante el calentamiento de la plancha.
En habitaciones
Apaga todas las luces al salir de la habitación.
Desconecta de la toma de corriente radios, TV, equipos de música, consolas de videojuegos, etc., cuando permanezcas durante un largo periodo fuera de casa.
Mantén aislado el techo para que tu habitación conserve el calor en invierno y el frió en verano.

Aire acondicionado

Instala soluciones de aire acondicionado diseñadas para tu vivienda.
Proporciona sombra adicional a ventanas para que el calor del sol no entre directamente.
En los días más cálidos cierra puertas, ventanas, cortinas, toldos y persianas, para evitar que, entre el calor, y ábrelas sólo a primera hora de la mañana y por las noches, para que el calor pueda salir.
Cierra las habitaciones que no uses para mantener más fresca la casa.
aísla ductos y mangueras del aire acondicionado.